Curro Mairena, el sonío de la "torre"


Acabo de recoger unas fotos que he copiado de los originales que una amiga de mi madre le prestó para mi. Se conocen desde pequeñas y el marido de ella, Ricardo Pavón, tuvo una muy buena relación con Antonio Cruz, Antonio Mairena, acompañándole a muchos festivales y fiestas. De ahí que conserves estos retratos y varios más que poco a poco iremos mostrando en trabilitran.

Su relación con el flamenco no acaba ahí sino que una hermana de Antoñita, que es quién me ha prestado estos tesoros, es una magnífica intérprete de saetas y del cante jondo en general, "La Piíta".

Al grano. En varias de estas fotografías, que hoy muestro, aparece Francisco Cruz, Curro Mairena. Este buen cantaor y mejor aficionado acompañaba siempre a su hermano Antonio, y de no ser por éste, posiblemente nunca habría grabado sus cantes.

Este hecho me hace pensar cuántos cantaores anónimos se habrán perdido para el resto de los tiempos sin que los amantes que venimos detrás podamos saborear ese néctar sin contaminantes ni conservantes, que sólo ellos podían interpretar. Sin influencias comerciales ni presiones de un público, a veces, liviano, otras, necio.

Me gusta contemplar las imágenes en las que aparece Curro en segundo plano, tarareando el cante de su hermano, de la gran figura, poniendo el gesto, insinuando una forma de aprendizaje que durara desde hacía siglos, de boca a oído, de ojo a rostro.

Curro era "torrerista" empedernido, sus facultades y el eco que el propio Manuel Torre le tatuó en la piel de su garganta cuando visitaba a su propio padre, Rafael Cruz, modularon sus formas cantaoras.



En solitario grabó en LP titulado, "Los duendes de Curro Mairena" y con sus hermanos, Antonio Y Manuel firmó, "La casa de los Mairenas". También podemos escucharlo en el archivo Vergara, aquél que Caballero Bonald llevara a cabo en 1968 y que con el tiempo va cobrando valor, ya que registra los cantes de artistas aficionados o poco comerciales, en un momento de la historia que, aunque cercano en el tiempo, lejano de la evolución flamenca y la revolución tecnológica.

Precisamente esta obra, Archivo de cante flamenco de Vergara, será la protagonista de nuestro programa radiofónico esta semana en el que podremos disfrutar de las voces de La Piriñaca, JOselero de Morón, Tomás Torre o el propio Curro Mairena.

Licor del bueno para beber a pequeños sorbos mientras en boca y nariz te hacen recordar la historia misma del cante, de la música, de Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada